POSTS
PORTFOLIO
SEARCH
SHOP
  • Your Cart Is Empty!
Your address will show here +12 34 56 78
Profesionales incondicionales con los niños y las niñas que más lo necesitan
Aldeas Infantiles SOS quiere reconocer públicamente la labor de todos los profesionales que en estos momentos de incertidumbre y dificultad están dando lo mejor de sí mismos para solventar la crisis sanitaria. Muy especialmente, la organización quiere poner en valor el inestimable trabajo de aquellos profesionales que están dedicando su tiempo, su esfuerzo y su cariño a todos los niños y las niñas que más lo necesitan: aquellos que crecen privados del cuidado de sus padres en nuestro país y que ahora, más que nunca, precisan de figuras de referencia estables que les aporten protección, cariño, confianza y tranquilidad.
  • Text Hover
En España hay casi 50.000 niños y niñas que no pueden crecer con sus padres y que viven bajo una medida de protección. Niños y niñas cuyos cuidados y cuyo bienestar depende de profesionales y educadores que les dedican su cariño y su tiempo, sin condiciones. Entre ellos se encuentran los profesionales de Aldeas Infantiles SOS, que en estos momentos están reforzando su labor para que los 452 niños y niñas a los que acompañamos cada día vivan esta crisis con la misma seguridad y con la misma calma con las que lo harán cualquiera de nuestros hijos.

Son profesionales que muchas veces pasan desapercibidos, cuya labor se desconoce y de los que los medios apenas hablan, pero que aportan un gran valor social y que contribuyen al bienestar colectivo. Su compromiso, su responsabilidad, su audacia en tiempos difíciles, su disponibilidad plena y su cariño son algunos de los valores que los definen. Y gracias a su incondicionalidad consiguen que aquellos niños que han pasado por situaciones difíciles y traumáticas, como es la separación de sus familias, logren salir adelante y tener una vida plena y feliz.

Aldeas Infantiles SOS quiere entonarles su más sincero agradecimiento en estos momentos difíciles. Gracias a la labor de estos educadores, de estos profesionales incondicionales, así como de todo el personal de manteniemiento y de apoyo, la organización seguirá ofreciendo durante esta crisis lo mejor de sí misma a los niños y las niñas que más lo necesitan.